Pizcas literarias

Nanovelas y literatubits

literabits 2 Dos inventos han tocado recientemente a la puerta de mi lápiz, a modo de título: «nanovelas» y «literatubits».
Ambas travesuras ofrecen, condensada en su propio nombre, la definición.
Ambas son homenaje a Baltasar Gracián, aunque seguir la senda de su “brevedad” no haya logrado convocar a la “bondad” en estos escritos.

La segunda —«literatubits»— se autodefine con obviedad de derecha a izquierda: bits literarios.

La primera —«nanovelas»— puede parecer pretenciosa, pero está lejos de su intención presentarse como recensión de la recensión de una novela no escrita. Es, más bien, un pequeño homenaje a la novela en sí, y a cinco autores en concreto. Aunque hallan dejado huella en mi lápiz las palabras de Taylor Caldwell, Frank G. Slaughter, Richard Bach, Morris West, Frederick  Forsyth o Michael D. O’Brien, entre otros autores, deseo mencionar a cinco escritores que han dejado sus huellas en y al lado de las mías, compartiendo camino en la apasionante peregrinación de la literatura.

Cuatro de ellos son Hj Pilgrim, Jorge Sánchez “Tritio”, Georges Rurba y Toni Ávila “Tavilac”, amigos y compañeros en Ciudad Sttorybox. Los dos primeros, aventureros en el reto NaNoWriMo. Los dos últimos, maestros en la orfebrería de las miniaturas literarias. A ellos, especialmente, dedico estas ocurrencias, que también viven en Sttorybox. Y también a todos los sttorywriters, especialmente al “quinto”, José M. Angelina “Charlie_GPT” y a los otros cuatro ganadores de IV Concurso de Relatos.

literabits 2

«Inspiración»

No quería dormirse, todavía. Después de dos horas dando vueltas en la cama a posibles temas para su novela, se declaró vencido. Ahora sí quería dormir, pero no podía. Se levantó. En la puerta del dormitorio consultó su GPS:
—O la biblioteca o el refrigerador —descomprimió.
A la escasa luz de la nevera abierta eligió un frasco de zumo de algo. Antes de abrirlo vio en la etiqueta, junto a la composición y fecha de caducidad, un extraño recuadro.
—Si los átomos no son “comestibles”, porque no se pueden llevar la boca, estas etiquetas no tienen palabras. ¡Por Dios, sólo se pueden leer al microscopio! —exageró.
Con una mezcla de enfado y curiosidad acudió a su lupa de la colección de sellos. El recuadro estaba en ruso: «Грейпфрутовый сок “Вдохновение”, чтобы пробудить ваш ум. Написать опасную и вдохновляющей фразу и участвовать в нашем конкурсе “сок” фраз».
Buscó el diccionario y leyó en voz alta:
—Zumo de pomelo “Inspiración”, para despertar su mente. Escriba una frase inspirada e inspiradora y participe en nuestro Concurso “Zumo de frases”.
Al devolver el diccionario al estante le abrazó el título de otro volumen: “Aprenda a respirar bien”. El subtitulo le cautivó: “El aire tiene sabor”.
Se lo llevó al dormitorio junto al frasco de zumo. Un breve hojeo le llevó al lugar adecuado: “Inspire lenta y profundamente antes de dormir. El aire tiene sabor y le inspirará el sueño, y sueños de descanso”.
Así lo hizo. Se durmió en seguida. Soñó. Por la mañana garabateó un resumen de lo soñado. Había encontrado el filón para empezar a escribir.
Con el tiempo dejó de necesitar el frasco de zumo en la mesita.
Con el tiempo aprendió a describir el sabor del aire.
Con el tiempo aprendió ruso.
Con el tiempo escribió a la casa “Inspiración” y les aconsejó que hicieran legibles las etiquetas.
Con el tiempo terminó su novela.

«Sonrisa»

Una sonrisa nunca es fingida,
porque los músculos del rostro no tienen doblez.

«El sabor de la naranja»

Muchos opinaron sobre el sabor de aquella naranja.
Sólo “supo” hablar de ella con autoridad el que la degustó.

«Puré o ensalada»

En el puré, los ingredientes han sido unidos por la batidora, pero en realidad ya no “son”, y ya no “están”.
En la ensalada, cada uno “es” y “está” enriquecido por la convivencia.
La familia no es un “puré” sino una “ensalada”.

«Arrugas»

Las arrugas no se forman por sonreír mucho, sino por dejar de hacerlo.
Dios nos creó sonrientes.

«Nuevo, pequeño y fuerte»

Todo lo nuevo, lo que nace, lo que brota… es pequeño y, a la vez, denso.
Es denso porque es pequeño. Es pequeño porque es denso.
Un bebé, una idea, la primera caja de un “sttory-relato”, una semilla de secuoya…
En su pequeñez está su fuerza.

«La verdadera “Lámpara maravillosa”»

Es María.
En el Tiempo de Adviento está con nosotros como Madre de Dios embarazada.
“Frotar” la lámpara es acercarnos a Ella en la oración.
Al hacerlo descubrimos el “ingenio” de Dios, que se hace unicelular para caber en nuestra vida siendo infinito.
Él es la Luz de la Lámpara, como cada bebé es la luz de la madre que le alberga y la hace grávidamente bella.

«¿Medio llena? ¿Medio vacía?»

El pesimista ve la botella medio vacía.
El optimista la ve medio llena.
El ecologista riega la maceta.
El apresurado bebe un poco de agua.
El curioso intenta leer la etiqueta de la botella.
El aprensivo trata de averiguar si está caducado el contenido.
El ser humano “humano” busca una fuente, llena la botella y la ofrece a los sedientos que va encontrado.

«Radiografía del enfado»

El enfado es el polen del odio. 
Polen falso, porque el odio no es una flor.

«Feliz aniversario»

—Cariño. 
—:-) 
—Está nublado, pero no importa, porque brilla una estrella. 
—¿:-)? 
—Tú eres mi estrella, y yo soy tu astrónomo. 
—Por eso, quien me saluda con el telescopio lee en mí tu nombre. Me llamo “tú”.
—:-) Nos llamamos igual. 
—:-) ¡Feliz aniversario, amor! 
—¡Feliz aniversario! 
—:-)(-:

«Piropoflexia»

—Me enamora tu ADN. 
—¿:-)? 
—Es un delicado y finísimo pergamino que deja leer la partitura completa de la sinfonía de tu vida. 
—Tus palabras la convierten en música. En ti me reconozco. 
—Del “copiaypega” de dos fuentes distintas has resultado absolutamente original. 
—:-)(-:

la sillita lápices

«Plato combinado»

Tres “pizcas” literarias en el menú.

pizcas 8Glosario:

1 «Micronversación»

Palabra cocinada a la vez, sin habernos conocido entonces, por Remei González Manzanero y un servidor.

Nace de aplicar la planchita caliente a las palabras “micro” y “conversación”. El resultado es crujiente, por la letra “r” incrustada; y dulce, como la superficie de azúcar que corona la tartaleta de crema catalana.
Para conocer a Remei y a Salva (valen mucho la pena) hay que “viajar” con ellos a Nepal. Billetes aquí: testimonioennepal.blogspot.com.es

2 «Miniparábola»

Más bien son “virutas” de parábola reunidas.

3 «Migas de BUEN humor.
Buenas migas de HUMOR.
Buen humor con MIGA».
Necesito los tres cabos para trenzar la idea.

………………

1 «Micronversación»
EL SILENCIO

—Adivina adivinanza.

—Dime.

—Es una cosa… que se rompe sólo con pronunciar su nombre.

—Me rindo.

—¡El silencio!

—¡Claro! Pero dime, ¿se puede restaurar una vez roto?

—Siempre… Y también se puede mantener aunque estemos hablando.

—¿Cómo?

—Nosotros, en esta conversación, lo estamos haciendo. Y también quien nos escucha en este momento.

—Sigue.

—El silencio no es simple ausencia de palabras. Es el regazo atento que recibe las del otro. Quien nos está escuchando ahora mismo -aunque cree que sólo lee- también está en silencio, acogiendo nuestras palabras, sin romper ni su silencio ni el nuestro.

2 «Miniparábola» …

… SOBRE LA SONRISA

La sonrisa es un “correo electrónico” con tres tipos de destinatarios:
Aquellos con direcciones visibles (en CC) son los que nos rodean a lo largo del día, visibles para nuestra consciencia.
Aquellos con direcciones ocultas (en CCO) son los cientos de personas con los que nos cruzamos fugazmente aquí o allá, invisibles para nuestra consciencia.
Nosotros mismos. Podemos hacer tres cosas: ignorar que somos destinatarios (no incluyendo nuestra dirección), agregar esta para confirmar simplemente que la sonrisa se ha enviado o enviarnos a nosotros mismos la sonrisa como mensaje de vida, como invitación a vivir.
Además, el “contenido” del mensaje, no necesita pie de foto. Es una sola y poderosa imagen. La longitud del “pie de foto” que pudiéramos añadir es inversamente proporcional a la fe que profesamos en la sonrisa como obra de arte por sí misma.

Sonreír no es fingir alegría o esconder tristeza. Es, más bien, construir la primera y expulsar la segunda. Sonreír es mover el mundo. La sonrisa la ve quien nos mira a los ojos y también la sienten nuestros propios ojos, nuestro rostro. Sonriendo damos paz y recibimos paz. Además, la sonrisa es altamente contagiosa, especialmente si es un bebé quien la practica.

Las arrugas no nos salen por sonreír mucho, sino por dejar de hacerlo, porque Dios nos creó sonrientes. Sonreír embellece y siembra belleza a quien contagiamos.

La sonrisa es el “encofrado”. La alegría es el “hormigón”. La arena, grava, agua y cemento son nuestras capacidades, que deben estar bien proporcionadas, con madura coherencia de vida. Pero la coherencia no “es”, más bien “va siendo”.

Como “el movimiento se muestra andando”, la última palabra no va a ser una palabra …

🙂

3 «Migas de BUEN humor.
Buenas migas de HUMOR.
Buen humor con MIGA»…

… de los primeros monjes.

Los Padres del Desierto fueron, allá por los siglos III y IV en Egipto, los iniciadores de la vida monástica en la Iglesia. Bástenos dos breves pinceladas históricas sobre los dos pilares fundamentales: San Antonio Abad y San Pacomio. Nos las ofrece el P. Anselm Grün, OSB (monje benedictino):
Hacia el año 270 d. C. el joven Antonio, de unos 20 años, oyó en la liturgia estas palabras de Jesús: “Vete, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro duradero en el cielo. Luego, ven y sigueme” (Mc 10, 21). Tales palabras le llegaron al corazón, de tal manera que vendió sus posesiones y se retiró al desierto.
En el año 323, el abad Pacomio fundó un monasterio junta a Tabennisi, en la parte alta del desierto de Egipto. Mientras que los ermitaños tenían sólo una escasa relación de unos con otros, Pacomio fue el primero en fundar una comunidad de monjes.
Ya en la segunda mitad del siglo IV, los monjes se pasaron unos a otros los dichos de los grandes padres antiguos. Aunque pronunciado en una situación concreta y respondiendo a una cuestión particular, “se ve claramente que el dicho (apotegma) del padre, lleno de espíritu, tenía un significado mucho más amplio y rico. No se hizo ninguna colección de esos dichos, pero, poco a poco, fueron surgiendo amplias recopilaciones de los mismos, que tuvieron una gran difusión en la cristiandad.
De entre esos dichos, selecciono algunos breves apuntes sobre el sentido del humor como fruto y, a la vez, semilla de madurez espiritual y humana:

VAMOS A DISCUTIR
Dos monjes vivían en mucha armonía. Un día uno de ellos dijo:
—Pongámonos a discutir como hacen los mundanos.
Le contestó el otro:
—Yo no sé qué es discutir.
—Es así —apuntó el primero—: Yo pongo en medio ese ladrillo y digo: ‘Esto es mío’, y tú respondes: ‘No, es mío’”.
Empezaron. El primero colocó el ladrillo en el centro y dijo:
—Esto es mío.
—No, es mío —respondió poco convencido y sonriendo el segundo.
—Si es tuyo, tómalo y vete en paz —concluyó el primero.
Y no lograron discutir.

UNA CELDA MUY PEQUEÑA
Un anciano monje mostró a un novicio la celda que le habían destinado y le dijo: “Aquí han vivido célebres padres, como Pombo, Silos, Efrén, Prócoro y Eulises”. El novicio, sorprendido, dijo: “¿Pero cómo pudieron caber tantos ancianos en una celda tan estrecha?”

NO A TODOS LES GUSTA EL DULCE
Vivía un monje muy trabajador con uno muy perezoso que prefería la ‘tranquilidad’ de no hacer nada. Un día el primero dijo al perezoso: “Hermano, el trabajo endulza la vida”. El otro le respondió: “Pero no a todos les gusta el dulce”.

NO SE PUEDE SENTAR MÁS ALTO
A un hombre que era poderoso y el primero en todo le dijo una vez el anciano monje: “Podrás vivir muy elevado, pero nunca podrás sentarte más alto que tus propias posaderas”.

SI NO SE RÍE NO ES SERIO
Dijo Abba Querubín: “No me hables nunca de un monje que jamás se ríe. Ese no es un monje serio”.

Fuente: parrhesiamonastica.blogspot.com.es

                                                       scrivivente firma trans grande 222

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s