Publicado en poesía

Santa María del belén (soneto)

Recortes de papel, corcho y figuras
se dejan modelar en la mesita.
Espera mi belén ya Su visita,
Bebé en brazos de Madre en miniatura.

Habita la escayola tu hermosura,
polícroma y encinta, en ti bendita.
Así te viera Dios tan chiquitita,
que bien se enamoró de tu faz pura.

De tela tersa y negra haré universo,
colgando mil chinchetas por estrellas.
Que no te falte luz en esta hora,

y leas de corrido estos mis versos.
Diré a tu esposo: “Toma, es para Ella,
mi Madre, María santa, mi Señora”.

                                       scrivivente firma trans pequeña

Anuncios

Autor:

Soy el Hno. Lázaro Clemente fmp, monje de la Fraternidad Monástica de la Paz. Vivo el «ora el labora» en Cetelmon tv, que es el nuevo "pergamino" que, como monjes, usamos para cuidar y difundir la fe y la cultura.

4 comentarios sobre “Santa María del belén (soneto)

  1. He llegado dos días tarde, pero gracias a Dios he llegado.
    Quería regalar algo de mí a la Madre de Dios, que nos acompaña encinta en el Adviento.
    El Año santo recién amanecido tiene tres “M”: Misericordia, Madre y María. En Su regazo se ahuecan las tres en un sólo abrazo de Dios.
    Este poema “niño” —garabatos de aprendiz— es la caricia que dejo puesta para Ella en mi belén interior.
    A medida que pasaba el pincel fino por los versos me he ido dando más cuenta de lo mucho que la quiero y, sobre todo, de lo mucho que Ella, mi Madre María, me quiere, nos quiere, nos cuida.
    ¡Gracias, Santa Mamá de Dios!

    Me gusta

    1. Cuando tengamos armado el nuestro, dejaré una barquita en el lago, y en ella cruzaré el “Charco” para llegar a tu casa. Llevo turrón de acá, cuya “cuna” —Jijona— mece a pocos kilómetros del monasterio.
      Parafraseando al juego de la oca, será “de belén a belén y navego en un santiamén”.
      En la noche del Atlántico me alumbrará un candelabro chiquito y bilingüe. Sabe escuchar en los dos “españoles”.
      Un abrazo “guadalupano” y “lujanero” de todo corazón, querida Beba, para toda tu hemosa familia.
      A Ella, María, todos los atuendos le sientan de maravilla. Su corazón de Madre está hermoso le pongas lo que le pongas.
      🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s